Recetas-IG.png

abril 20, 20190

Hoy nos hemos animado con una receta para l@s amantes del dulce 😉

Una de las frutas de la temporada son las fresas y en casa, este fin de semana nos hemos permitido un capricho casero dulce, pero sano. Este pastel de avena y fresas es fácil de hacer y los ingredientes se pueden encontrar en cualquier supermercado; nos gusta mucho porque a pesar de no llevar azúcar, el resultado es un pastel de masa similar a un brownie.

Si preferís una masa más esponjosa y aireada, tipo bizcocho, podéis añadir más huevos a la receta.

¿Qué necesitamos?

Ingredientes

  • 2 Huevos
  • 6 Dátiles
  • Fresas al gusto
  • 125 g de yogur natural
  • 120 ml de leche vegetal (leche de arroz y coco, por ejemplo)
  • 150 g de avena molida + 1cdita de levadura de repostería

Cómo hacer el pastel de avena y fresas

  • En primer lugar, ponemos los dátiles en remojo (unas 3 o 4 horas) para que sean más fáciles de triturar. Los podemos poner en agua pero también se pueden remojar en el mismo tipo de leche vegetal que vayamos a utilizar para la masa. Aseguraros de que la leche o agua cubren los dátiles al completo.

  • El segundo paso es separar las claras de huevo y guardarlas para más tarde, ya que las batiremos a punto de nieve. ¿Por qué? La receta no lleva azúcar y además, la avena es muy pesada por lo que es dificil que la masa suba una vez en el horno. Añadiendo las claras de huevo a punto de nieve conseguiremos un efecto muy similar.

pastel de avena y fresas

  • En un recipiente, metemos todos los ingredientes húmedos; las yemas de huevo junto con el yogur y la leche vegetal, y batimos hasta que quede todo bien mezclado y sin grumos.

pastel de avena y fresas

  • A continuación, añadimos a la mezcla anterior los dátiles triturados, la harina de avena mezclada con la levadura y seguimos batiendo. La harina hay que añadirla tamizada y poco a poco, para que se integre bien. Batimos hasta que quede una masa uniforme y sin grumos.

pastel de avena y fresas

  • Ahora ya podemos volver a las claras de huevo; las batimos a punto de nieve y vamos incorporando la masa que hemos preparado en los pasos anteriores. Este es quizás el punto más delicado de la receta ya que hay que ir con mucho cuidado para que las claras no bajen. Para ello recomiendo que vayáis mezclando la masa con las claras a punto de nieve en diferentes tandas, con movimientos envolventes de arriba a abajo (tenéis un vídeo de cómo hacerlo en mi perfil de Instagram). Podéis usar una espátula grande, tipo rectangular.

pastel de avena y fresas

  • ¡Ya casi estamos! Es hora de verter la mezcla en un molde. Nosotros hemos usado para esta tarta de avena y fresas un molde rectangular de 23x12cm. Personalmente me gusta cubrirlo con papel de horno porque así evito que se pegue y es más fácil de desmoldar. Cuando el molde esté lleno más o menos hasta la mitad de su capacidad, añadimos fresas cortadas en trozos hasta cubrir toda la superficie del molde y a continuación vertimos el resto de la masa. Las fresas le darán un toque dulce y algo ácido al pastel, que contrasta muy bien con el sabor de la masa.

pastel de avena y fresas

  • Por último, añadimos más fresas troceadas para decorar la parte superior del pastel y… ¡al horno!

pastel de avena y fresas

  • El horno hay que pre-calentarlo a 180 grados y el pastel debería estar listo en unos 40 minutos, ¡pero id comprobando! Cada horno es un mundo. Una vez pasados los 40min dejamos el pastel dentro del horno mientras el horno se enfriaba con la puerta semi-abierta. Nuestro horno es muy fuerte así que al meter el pastel, lo cubrimos con papel de horno para evitar que las fresas se quemen.

pastel de avena y fresas

En casa somos #realfooders (casi siempre) y ya estamos acostumbrados a consumir menos o nada de azucar, lo sustituimos por dátiles, por ejemplo. En esta receta hemos incluido 6 pero si todavía no estáis acostumbrad@s, podéis añadir unos cuantos más… ¡Pero sin pasarse que ya os veo!

¡Y listo! Si la probáis, no olvidéis dejarme un comentario con impresiones o recomendaciones 😊

Podréis ir viendo las recetas que vaya publicando en mi cuenta de Instagram.

>>Receta adaptada de PostresSaludables<<

 


Blog-Destacada-1.png

abril 11, 20190

Para los que no me conozcáis, esta semana comparto con vosotros una breve entrevista en la que respondo a las preguntas más comunes que me han ido haciendo antiguos y nuevos clientes 😊

Ya sabéis, si queréis preguntarme algo y no está incluido, ¡dejad un comentario al final del post!

  • ¿Cuántos años llevas trabajando en el ámbito deportivo?

Hace ya 11 once años.

  • ¿Cuál ha sido tu trayectoria hasta llegar a tu situación actual?

Fui nadadora profesional desde la adolescencia. Empecé a nadar de niña, lo hacía bastante bien y empecé a entrenar más seriamente.

Entrené en el Centre de Tecnificació de les Illes Balears y luego en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, en Cataluña. Tuve plaza fija en la Selección Española durante varios años. Conseguí títulos de campeona de España durante bastantes años consecutivos en todas las categorías, bronce en el Campeonato de Europa en 2002, octavo puesto en el Mundial de Barcelona en 2003 y formé parte del equipo olímpico en Atenas 2004.

Además de acudir con la Selección a otras muchas competiciones internacionales.

Vivir el deporte de manera tan apasionada me motivó a seguir dedicando mi vida a ello, aunque desde otro lugar.

Cuando dejé de nadar empecé a trabajar como entrenadora formando parte de Academia Vives. Preparaba a los opositores a bombero tanto para las pruebas teóricas como para las físicas. Aparte, desde las instituciones públicas han pedido mi colaboración en proyectos que tienen el objetivo de expandir conocimiento sobre el entrenamiento de la natación en diferentes ciudades y pueblos de Mallorca.

También en el ámbito de la natación y el triatlón (con la Federación Española de Triatlón) he impartido clínics y masterclass, centrados en la mejora de los aspectos técnicos, en enseñar a nadar correctamente, de manera eficiente y sin riesgo de lesiones, que es lo que siempre he visto que falta en el mundo de los entrenamientos personales.

  • ¿Qué te ha motivado a querer ampliar tu público?

Siempre me he fijado en la gente que hace deporte, porque es mi vocación. Me fijo en gimnasios, en piscinas, en la calle. Veía que, en general, se realizaban los movimientos y los ejercicios con una técnica inadecuada y perjudicial para el cuerpo y, al final, para la salud de las personas que practican deporte. Además, veía a gente realizar deportes para los que físicamente no estaban preparados.

Mi preocupación se incrementó con la aparición de las redes sociales, en las que es muy fácil encontrar vídeos con los que te puedes poner a hacer casi cualquier deporte que quieras. Esto tiene mucho peligro.

Si tienes sobrepeso y nunca has salido a correr o hace tiempo que no corres, no puedes lanzarte y salir a correr un día, sin más. Si quieres hacer crossfit o una Spartan race y nunca has hecho deporte antes, no puedes ponerte a hacer flexiones, levantar peso o escalar directamente.

Deporte no siempre es salud. Hay que hacerlo bien. Hace falta un trabajo profundo de adaptación de las articulaciones, de la musculatura, del suelo pélvico. Conocer qué puntos débiles tiene cada uno, si ha sufrido lesiones. Es necesario fijar unos objetivos realistas basándose en la condición física y la situación de cada persona. Y esto requiere un seguimiento y una guía por parte de alguien con formación, conocimientos y experiencia.

  • ¿A qué retos te enfrentas en este sector?

El mayor reto al que me enfrento es al de competir contra grandes gimnasios, en los que hay una oferta muy amplia de diferentes tipo de clases dirigidas, diferentes espacios (piscina, sala de musculación, etc.) y eso resulta muy atractivo.

Pero si lo que la persona busca es un entrenamiento adaptado a sus características, a su condición física y su situación personal y vital, no lo va a poder obtener ahí. Son lugares en los que la oferta es genérica. Cuando el alumno decide buscar un tipo de entrenamiento y atención personalizados e individualizados, resulta que los precios son estratosféricos. Oferta genérica y precios altos son dos de las razones por las que he creado Vives Coaching.

  • ¿Cómo crees que se posiciona Vives Coaching frente a otros centros?

Vives Coaching es fruto de muchos años de experiencia en el sector del deporte. He querido poner esta experiencia al servicio de un nuevo concepto de entrenamiento personalizado, en el que se tienen en cuenta no solo los objetivos deportivos o de bienestar de cada persona, sino también sus características corporales, su salud, su historia, su situación vital (horarios, familia), su día a día, sus condiciones físicas y mentales.

He encontrado centros en los que se preparan entrenamientos en grupo, en los que todo el alumnado realiza los mismos ejercicios, quizá con pequeñas variaciones. Esto tiene la ventaja de que se entrena en grupo y suele ser más ameno, entretenido y sueles ir motivado a pasar un buen rato, aparte de hacer deporte. La desventaja es que se trata de un entrenamiento genérico. También suelen ofrecerse entrenamientos personales en los que hay un entrenador y el alumno. La ventaja: es totalmente personalizado. La desventaja: no cuentas con un grupo, puede volverse monótono y suele ofrecerse a precios poco asequibles.

El producto que he creado en Vives Coaching aglutina las ventajas de ambas opciones. Se trata de entrenamientos en grupo, pero personalizados. Cada integrante tiene su programa específicamente creado para él o ella. En definitiva, se crea un plan de entrenamiento muy, muy adaptado y específico. Es un producto que, de momento, no he encontrado en otro centro y en el que tengo mucha confianza.

  • ¿Qué te diferencia de otros gimnasios o centros de entrenamiento?

Un poco lo que hemos hablado hasta ahora. Mi experiencia personal en el mundo del deporte es muy amplia, por mi trayectoria como nadadora profesional. A esto hay que sumarle la experiencia adquirida en Academia Vives como formadora de bomberos.

A lo largo de estos años he aprendido que no todo funciona igual para todas las personas. Que es necesario conocer bien a la gente para ofrecer un entrenamiento 100% adaptado y específico. Tengo el defecto y la virtud de ser muy perfeccionista y concienzuda.

Dedico tiempo a conocer bien a cada persona, me intereso por lo que quieren contarme sobre sus objetivos y su vida. Preparo el trabajo con mucha atención y mucho detenimiento. Con mucho amor y mimo, al fin y al cabo.

En definitiva, no me limito a crear un mero vínculo laboral con mi alumnado, las personas no son números. Me importa cada persona que acude a Vives Coaching buscando mejorar su vida y entiendo la importancia y el impacto positivo que el deporte bien hecho puede tener en la vida de las personas, ya que yo misma lo he vivido en mi carrera deportiva.

  • ¿Cómo puede alguien distinguir entre un buen entrenador y uno que no lo es?

Creo que se resume en una palabra: empatía. Puedes tener muchos conocimientos pero no saber aplicarlos al ámbito práctico. El entrenamiento dará frutos si se diseña teniendo en cuenta diferentes factores. El buen entrenador no se limita a preocuparse de su alumno solo el rato en el que entrena, sino que tiene en cuenta su situación de vida (si tiene familia, sus horarios de trabajo, sus horas de sueño), si ha tenido un mal día, si siente motivación, qué le gusta comer o hacer en su tiempo libre, etc.

Creo de verdad que es así como se crea el vínculo y la conexión necesarios para ser constante en la consecución de los objetivos de cada persona. Es transitar el camino juntos.

  • ¿Cuál es el mejor consejo/los mejores consejos que puedes dar a alguien que quiera empezar a hacer deporte desde cero?

Le diría que se informe bien del lugar al que está acudiendo y de quién le va a acompañar, de cómo trabajan. Como he comentado, deporte no siempre es salud. Tener en cuenta solo los objetivos de tu alumno resulta incompleto y tiene un alto riesgo de lesiones.

Antes de preparar una prueba deportiva o simplemente antes de ponerse a realizar deporte diario, hay que adaptar el cuerpo para poder entrenar para esa prueba o elegir bien el deporte que se va a realizar y hacerlo de manera correcta, sin riesgo de lesiones y de impacto negativo en la salud. Le diría: elige a quien te cuide.


Blog-Destacada.png

abril 4, 20190

Vamos a preparar una sencilla y rica receta que tanto podemos servir para comer como para cenar esos días en los que no tengamos mucho tiempo para cocinar 😉

El «Arroz a mi manera» es uno de nuestros platos preferidos en casa precisamente por su sencillez y por el sabor dulce de algunos de sus ingredientes, pero sin llegar a ser empalagoso.

¿Qué necesitamos?

Ingredientes para 4 personas

  • Arroz integral (2 vasos)
  • 1 Plátano maduro
  • 1 Mango muy maduro
  • Aceite de olive virgen extra
  • Sal

Cómo hacer el «arroz a mi manera»

  1. Lo primero será cocer el arroz. Lo ponemos unos 18 minutos en agua con un poco de sal y cuando esté listo, lo retiramos y lo guardamos para más tarde.
  2. El siguiente paso es cortar el plátano y el mango a trocitos pequeños
  3. Por último, mezclamos la fruta con el arroz y lo dejamos reposar media horita.

¿Por qué esa media hora? Es un pequeño truco para que el arroz absorba los jugos de la fruta y los sabores sean más intensos.

¡Y listo! Si la probáis, no olvidéis dejarme un comentario con impresiones o recomendaciones 😊

Podréis ir viendo las recetas que vaya publicando en mi cuenta de Instagram.