Consejos para no tirar la toalla

febrero 9, 20200

Consejos para no tirar la toalla

febrero 9, 20200
consejos-para-no-rendirte-nunca-vives-coaching-entrenadora-personal-palma15.png

Somos much@s l@s que nos marcamos objetivos con cada inicio de año, entre ellos, hacer deporte. Es cierto que empezar es fácil ya que tenemos la mentalidad y las ganas, pero mantener ese nivel de motivación puede resultar difícil según avanzan las semanas y nos vamos desinflando.

Dicen que el tiempo mínimo que necesita la mente y el cuerpo para adaptarse o acostumbrarse a un nuevo hábito son 21 días, por ello hoy queremos compartir con vosotros algunos consejos para no tirar la toalla y mantener la motivación pase el tiempo que pase.

  • Ser conscientes de nuestro punto de partida y marcarnos objetivos. No tod@s tenemos la misma condición física, la misma constitución, el mismo trabajo o el mismo estilo de vida. Por ello, debemos ser conscientes del punto del cual partimos a nivel físico y en base a esto, plantear metas realistas. Los objetivos de cada persona serán diferentes y con ellos, las rutinas de ejercicios. Estas rutinas deben ser personalizadas y adaptadas a cada persona para garantizar la consecución de esos objetivos.
  • Elegir bien qué deporte vamos a hacer. Es importante que nos guste y divierta. A todos nos motiva más hacer algo que nos gusta que algo que no, por eso, debemos elegir alguna actividad que nos apetezca hacer.

  • Evitar el sobreentreno. Si entrenamos más de lo que nuestro cuerpo nos permite, lo único que conseguiremos es sentir cansancio absoluto y nos desilusionaremos rindiéndonos antes de tiempo. Por esta razón, nuestra rutina de ejercicios debe ajustarse a nuestro estado físico y nuestras necesidades.
  • Fijar resultados a corto/medio plazo y que sean realistas. Este punto es importante para ver resultados en el corto plazo. Si nos fijamos objetivos a largo plazo es posible que al tener que esperar mucho para ellos, nos desmotivemos y no queramos seguir entrenando. Esto es una carrera de fondo y a largo plazo, siendo constantes podremos ver esos resultados, así que poco a poco.
  • No ser impacientes. Nadie dijo qué fuera a ser fácil, habrá momentos en los que la frustración o la impaciencia puedan jugarnos una mala pasada. Por ello es importante no ser impacientes en lo que a la consecución de resultados se refiere.
  • No debemos compararnos con nadie. Como comentábamos en el punto anterior, cada cuerpo, condición y persona es diferente, por ello, no podemos compararnos con otros.

  • Ser conscientes de nuestra evolución y progreso. Esto es importante para ser conscientes del progreso, la mejora y evolución después de un tiempo entrenando. Llevar un registro resultará de lo más gratificante, además de ayudarnos a identificar una mejora o estancamiento en los entrenos y si por tanto, debemos cambiar la rutina de ejercicios.
  • Marcar unos días y horarios de entreno y cumplirlos. Tener una rutina de ejercicios es la mejor forma de respetar los entrenos. Si no establecemos ese horario, será fácil que encontremos excusas a la mínima de cambio para no hacer ejercicio.
  • Variar nuestra rutina de ejercicios, de esa manera no nos cansaremos de hacer siempre lo mismo.
  • Entrenar en compañía. El hacer el ejercicio con algún amig@ siempre será más atractivo y divertido que hacerlo sol@. Además, en cualquier momento de debilidad o tentación de no entrenar o buscar alguna excusa para evitar el ejercicio, el apoyo de la compañía será crucial para que tiréis el/la un@ del/la otr@.

  • No perder de vista tu foco. No debemos olvidar el motivo por el cual estamos haciendo deporte, cuál ha sido nuestra motivación para empezar y el por qué, además de todos los beneficios que no reporta hacer deporte y estar en forma, es decir, salud.
  • Mantenernos informados. Pueden surgir nuevas metodologías de entreno o estudios que avalen o refuten técnicas actuales. La información es poder y en la actualidad, tenemos más acceso a la información que nunca.
  • Mantener una alimentación equilibrada y descansar las horas que necesitemos. Una de las motivaciones para seguir haciendo ejercicio es sentirnos mejor y para ello, es importante establecer una serie de hábitos saludables como una alimentación sana y descansar. ¡Al final todo suma!

Al final no hay una fórmula secreta, se trata de mantenernos motivad@s y centrad@s, evitar la pereza y las excusas para no hacer ejercicio. Puede ser duro al principio, pero la recompensa llega, empiezas a sentirte mejor, a notarte más ágil, más sano y a necesitar hacer el deporte como medicina.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *